Y me quedé sin vida

Y me quedé sin vida, sin frontera,
sin camino, sin sol, sin primavera.

Mi sangre se me fue con el estrecho
lugar que se hace eterno como lecho.

Y ya no soy quien era, madre mía
La vida se me fue con tu alegría.

quisiera yo saber donde encontrarte
y volver a ser yo, al abrazarte.

Y me cuesta seguir como testigo
de una vida que quiere estar contigo.

María del Mar Ponce López
Reservados todos los derechos de autor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s