Perennes espadas

Si pudiera contarte al oído, 

con palabras que rocen lo eterno

lo que siento por ti cada noche

que velas mis sueños.
Porque tienes los ojos de lluvia

y me llenas de dulces silencios,

porque sientes cercana mi boca

Y arden tus deseos.
Eres dulce igual que la tarde,

eres canto de luz en mis versos,

Y por eso no puedo decirte

que muero en mi lecho.
Soy el alba que llena de brillos

la infinita locura de un beso,

y quizá cuando muera la tarde

Puedas entenderlo.
No preguntes por toda las horas

que he vivido pegada a mis rezos,

porque llevo perennes espadas

de rojos recuerdos.
María del Mar Ponce López

Reservados todos los derechos de autor

Anuncios

23 comentarios en “Perennes espadas”

    1. Me encantas tus comentarios porque percibo en ellos que sabes perfectamente valorar y saborear un poema de estilo clásico. Dicen que ya no se estila la rima, pero el arte no pasa de moda nunca, porque si fuera así los cuadros de muchos pintores estarían en la basura, eso es lo que pienso. Besos a tu corazón.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s