Desde que tú te fuiste (alejandrinos)

​Desde que tú te fuiste
Desde que tú te fuiste, se apagaron las luces,

solo quedan las sombras, solo quedan palabras,

miradas que terminan con tristezas macabras

y un sueño engalanado entre clavos y cruces.
Tú volaste tan alto sobre el cielo infinito,

que no puedo encontrarte no puedo ser estrella,

Perdóname si lloro bajo la luna bella,

pues tengo que encontrarte, en mi ser está escrito.
Mi dulce mariposa, princesa de la noche,

ángel tierno y perenne que me acuna y me cuida,

no sé dónde encontrarte, puede que en otra vida,

mas te sienten mis sueños, te llevo como broche.
El broche de la ausencia, cual te quiero mojado,

El broche de las lagrimas, de no saber de nada,

solo miro en mi mente y vuelves tu mirada,

no existirá el olvido de tu amor añorado.
Desde que tú te fuiste no existen amapolas,

ni claveles, ni rosas, ni violetas, ni nardos,

se convierten las flores en arenas y cardos,

los cipreses son penas mecidas por las olas.
María del Mar Ponce López

Reservados todos los derechos de autor

Anuncios

Un comentario en “Desde que tú te fuiste (alejandrinos)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s