Tienes a mi corazón en tu bolsillo

Mi corazón herido se perdió, 


se fue detrás de tus manos, detrás de tí, 

te buscó en un sueño de pasión, 

en el canto de un triste ruiseñor, 

en las migajas de pan de un vagabundo, 

te buscó en un pozo profundo, 

y dió vueltas y vueltas por el mundo, 

para besar de tí tu corazón. 

Y por fín, despues de caminar y no parar 

te vió allá a lo lejos, 

en un triste y lúgubre reflejo, 

en una flor marchita y asustada 

con la cara de penas desbordada 

y, lágrimas de espanto, 

y entonces, tu llanto fue mi llanto, 

y grande fué mi pena, 

que después de ofrecerte mi cariño 

tomaste a mi triste corazón, 

y lo pusiste dentro de tu bolsillo. 

María del Mar Ponce López

Reservados todos los derechos de autor


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s