La suerte (romance de doble rima)

Ya no vuelve la mañana

a caminar sobre el viento

y me quedo entre la nada

acariciando mis sueños.

Vuelve el sol sobre mi cama

para contarme su cuento,

la vida no se regala

se vence siendo un guerrero.

Me levanto tan extraña

como extraño es el silencio,

y de mis labios se escapa

un suspiro como el hielo.

No reconozco mi cara

cuando me miro al espejo,

quizá la vida se apaga

mientras nos besa el invierno.

Un café me da la magia

que necesita mi cuerpo,

se calientan mis palabras,

puedo escribir estos versos,

Pero me guardo mis ansias

de poder irme muy lejos

y romper con las murallas

que se aferran a mi pecho,

pero sigo siendo escarcha

y sigo mirando el cielo,

una estrella me acompaña,

toda vestida de negro.

La suerte tiene una lanza

que se pierde en mi cabello.
Maria del Mar Ponce López

Reservados derechos de autor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s