Sueños sin fragancias (sextina)

Se me presenta el mundo tan sombrío

que me causa tristeza y apatía.

Me devuelve la imagen el espejo

de una vida, que utópica, refleja

la ausencia de tu amor y tus fragancias,

la falta sin medida de ilusiones.

Necesito llenarme de ilusiones

y romper este estado tan sombrío,

que se impregna de sueños sin fragancias.

Acepto que me arropa la apatía

cuando todo en el viento se refleja,

si se utiliza el tiempo como espejo.

Y me siento perdida en el espejo

que me quita esperanzas e ilusiones.

Yo no sé si mi vida se refleja,

en un lago de lágrimas sombrío

donde reina la nómada apatía,

que me roba de un beso las fragancias.

Me lleno de perfumes, de fragancias

aunque sé que el aroma en un espejo,

invisible se torna en apatía

y se mueren así las ilusiones.

No podemos andar en lo sombrío

del alma que en lo inerte se refleja.

Porque todo en la noche se refleja

y se sienten eternas las fragancias

en la luna, la muerte y lo sombrío.

Ya no quiero mirarme en el espejo,

quiero ser primavera de ilusiones.

Sin piedad acabé con mi apatía.

Pues de nada me sirve la apatía,

la pasión mas intensa se refleja

cuando nos impregnamos de ilusiones.

Hoy me quiero vestir con las fragancias

de la imagen perenne de tu espejo,

para llenar de luz lo más sombrío.

Es sombrío vivir en la apatía.

Si tu espejo se rompe y no refleja,

las fragancias carecen de ilusiones.

Maria del Mar Ponce Lopez

Reservados derechos de autor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s