Dolor perenne (soneto)


Dolor perenne y miedo sin fronteras,

ante la ingratitud de la existencia

que se viste de rojo con tu ausencia,

amanecen sin ti mis primaveras.
Es duro caminar por las laderas

de la vida, que no tiene clemencia

las rosas del camino son la esencia

de verdades que gritan mis ojeras.
Este sentir me deja sin espacio,

entre brillos de sombras repudiada,

andando sin razón, vivo despacio.
Antes de ser paloma fui la espada,

antes de ser espada fui topacio,

una piedra, un suspiro de la nada.
María del Mar Ponce Lopez

Reservados derechos de autor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s