Aquella (soneto)

Aquella flor de petalos de arena

se refugia en mis horas de desvelo,

e inventa para mi perenne cielo

bañado de caricias y de pena.
Parece de las nubes la sirena

aquella flor de escarchas y de hielo,

de petalos de amor de terciopelo

en las noches de viento y luna llena.
No quiero despertarme sin su aroma,

ya no quiero mirar al universo

si aquella no me mira ni se asoma.
Quiero dejar la vida en este verso

mientras el tiempo baila y se desploma

y en burbuja fugaz se queda inmerso.
Maria del Mar Ponce Lopez

Reservados derechos de autor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s